Protección contra el viento

El efecto del viento en las plantas es proporcional a su intensidad y su duración.
Un viento moderado es propicio para los cultivos, transporta el polen, activa la transpiración y genera un microclima favorable a la producción.
Los vientos violentos causan daños, rompen los jóvenes brotes, secan las hojas y provocan la caída de las flores. Deben ser controlados para minimizar sus efectos.

Protección contra el viento para proteger sus cosechas contra los vientos violentos

Para ello, le ofrecemos un sistema de protección pasivo, gracias a nuestras redes Paraviento. Estabilizadas contra los rayos UV, estas redes de larga duración le permiten proteger sus cultivos contra los vientos violentos. También se pueden instalar para proteger sus edificios de producción (invernaderos de vidrio, túneles o invernaderos en capilla). Aseguran un entorno climático favorable para una excelente productividad de sus plantas y reducen su necesidad de agua.

Ponemos nuestra experiencia a su disposición, para realizar un estudio completo y ofrecerles la estructura y el sistema más adaptado a sus necesidades.